Muchas personas vienen a nosotros con dolor de cabeza crónico diagnosticado después de haber ido al médico, tomado medicación, haber hecho rehabilitación de fisioterapia, etc… Muchos de ellos han visitado al neurólogo o se han hecho resonancias para averiguar dónde está el problema.
En la mayoría de casos, no lo encuentran, diagnosticando “cefalea crónica”.

Nosotros contemplamos la posibilidad de que no haya una única causa para el dolor de cabeza crónico sino varias; entonces, así lo tratamos. Por supuesto, la osteopatía estructural y los masajes son fundamentales para relajar y devolver el equilibrio al sistema muscular y articular.
No obstante, la osteopatía visceral juega aquí un papel fundamental. La tensión que sufren las fascias afectan tanto -de manera directa- al sistema nervioso sensitivo como de forma indirecta y refleja irritando las zonas por donde pasa la información que debe llegar al cerebro.
Se dice que el intestino es nuestro segundo cerebro por su similitud en la forma y en las sustancias que produce como la serotonina.

Aquí las emociones tienen un papel fundamental: tal como está tu intestino, está tu cerebro y viceversa.
Nosotros, con la kinesiología emocional y biodescodificación, llegamos a identificar esas emociones; la persona, al hacerlas conscientes, tiene los recursos para resolverlas.
Pensar que las preocupaciones y las emociones no nos afectan sería totalmente absurdo: sería la primera causa del dolor de cabeza si se mantienen en el tiempo.

Toda dolencia crónica tiene algo común: el desgaste psicofísico y, en consecuencia, energético. Esto dificulta la recuperación por agotamiento.

La medicina china y la acupuntura, en el tratamiento del dolor de cabeza crónico, son imprescindible para regular el sistema energético de la persona y devolver la energía y el equilibrio (pues el cuerpo funciona en conjunto y no por partes aisladas e independientes). Todos los sistemas están conectados y aquí el equilibrio es fundamental.

Una vez establecemos el equilibrio energético, sólo cabe resetear el sistema e integrar todo lo que hemos trabajado.

En Osteoval utilizamos la osteopatía sacrocraneal armonizando el sistema respiratorio primario; de esa armonización resultará un estado de bienestar que pasa por una relajación profunda pero consciente que elimina -si quedará- alguna tensión acumulada en cualquier parte del cuerpo.

En definitiva y según nuestra experiencia, el dolor de cabeza crónico no tiene cabida en un cuerpo-mente sano y equilibrado desapareciendo una vez que recuperamos nuestro equilibrio.

El cuerpo sabe curarse solo… ayúdale y te sorprenderás.

En Osteoval te acompañamos en este proceso del tratamiento del “dolor de cabeza crónico” con nuestro trabajo, dedicación, experiencia y por supuesto, con todo nuestro respeto.