El Colegio de Podólogos de la Comunitat Valenciana (ICOP-CV) recomienda a los ciudadanos no dar largos paseos por la orilla de la playa, dado que ésta está inclinada por efecto de la incidencia del agua en la orilla, afectando de modo negativo a rodillas, tobillos y cadera.

Según declaraciones de la presidenta del ICOP-CV, María García: “Únicamente recomendaríamos realizar caminatas largas por la orilla del mar si el terreno estuviera absolutamente plano. Sin embargo, lo más frecuente es que haya inclinación y esto puede generar sobrecargas en tobillos, rodillas y caderas por andar en terreno desnivelado”.

Es preferible caminar por arena seca, ya que mejora la propiocepción (capacidad de sentir la posición relativa de partes corporales contiguas) de los miembros inferiores y favorece el fortalecimiento de la musculatura de pies y piernas, del mismo modo que ayuda a recuperarse de lesiones, como por ejemplo los esguinces de tobillo.

No obstante, hay que tener precaución, pues hay peligro de sufrir quemaduras en los pies, tanto por caminar por arena muy caliente como por no aplicar protección solar en la zona del empeine, que es muy sensible.

Si este pequeño consejo te llega un poco tarde y sientes molestias en rodillas o tobillos, consúltanos sin compromiso qué terapia es la más apropiada para el tratamiento de tu dolencia.

Somos especialistas en Valencia en terapias naturales.