Especialistas en auriculoterapia en Valencia.

Dado que llevamos muchos años practicando la auriculoterapia en Valencia, vamos a explicaros esta terapia no invasiva, económica y que consigue excelentes resultados.

La auriculoterapia es una terapia consistente en la estimulación de la aurícula (la superficie externa de la oreja) para aliviar afecciones patológicas en otras partes del cuerpo.

El descubrimiento de esta terapia se basa en parte en la antigua práctica china de acupuntura corporal, aunque se deriva de los descubrimientos realizados en la década de 1950 por el médico Francés Dr. Paul Nogier.

El Dr. Nogier, conocido mundialmente como el “padre de la Auriculoterapia”; en 1951 lanzó las bases de la Auriculoterapia y diez años después desarrolló la medicina auricular, dibujando la cartografía de la oreja.

Él y sus colegas describieron las áreas específicas del oído externo asociadas con patologías en partes específicas del cuerpo; determinados puntos del pabellón se correspondían con ciertos órganos o sistemas.

El tratamiento en los puntos concretos de la aurícula se puede realizar de tres diversos modos:
– Colocación de agujas
– Masaje
– Estimulación eléctrica o láser

Sesiones requeridas de auriculoterapia

Generalmente se requieren dos a diez sesiones de auriculoterapia, pero ya en las dos primeras sesiones se pueden apreciar mejoras significativas.

Al controlar el nivel de dolor en una región del cuerpo y al determinar el rango de movimiento de áreas musculoesqueléticas, se puede determinar más fácilmente el progreso de los tratamientos de auriculoterapia. Estas evaluaciones de comportamiento deben realizarse antes y después de una sesión de auriculoterapia.

Para los órganos internos y los trastornos neuroendocrinos, a menudo no hay síntomas específicos que se noten; por lo tanto, se debe esperar un cambio en la condición del paciente. Incluso para los problemas musculoesqueléticos, puede que no haya un alivio notable del dolor hasta varias horas después; por lo tanto, el paciente debe continuar vigilando sus síntomas durante 24 horas después de una sesión.

Si quieres saber si esta terapia sería apropiada para el tratamiento de tu dolencia, consulta con nosotros. Estaremos encantados de poder ayudarte.